Si su empresa se ha planteado implementar soluciones de IoT en sus procesos de fabricación pero no está segura de estar preparada para el cambio, no es la única. De hecho, el 80% de las grandes empresas dicen que el IIoT será importante en su éxito futuro, pero el 72% de esas empresas están preocupadas por la seguridad de los datos, la incapacidad de hacer experimentos rápidamente y un personal de TI poco cualificado.

Si han considerado estos problemas, ¡es un gran comienzo! Afortunadamente, hay un montón de soluciones que ayudan a resolver estos problemas, una de ellas es el uso de plug-and-play para las soluciones IIoT. En realidad, el IIoT es más fácil de implementar que nunca.

Pero si todavía no está seguro de si su empresa está preparada, este artículo debería ayudarle a decidir.

¿Qué es el IIoT?

Antes de cuestionar si su empresa está preparada para implementar soluciones de IIoT debemos hablar primero de lo que es el IoT. Internet of Things (IoT) es un concepto que describe un universo de dispositivos conectados que se integran con objetos físicos e infraestructuras. Se refiere a tecnologías para un público general diseñadas para hacer la vida más fácil, como los coches autoconducidos, los timbres inteligentes y los smartwatches.

Al conectar los dispositivos entre sí y formar una red, el sector manufacturero ha aprovechado el poder de los dispositivos inteligentes y la tecnología de IA para crear una Internet Industrial de las Cosas (IIoT). El IIoT es específico de un entorno de fabricación y utiliza sensores para automatizar la producción, supervisar los procesos y recopilar y procesar datos.

Se sabe que los fabricantes se quedan atrás en la implementación de nuevas tecnologías, pero el interés por el IIoT está creciendo y es muy beneficioso para las empresas que lo implementan. El IIoT proporciona a sus usuarios una ventaja competitiva al ayudarles a tomar mejores decisiones empresariales, mejorar los flujos de trabajo y garantizar la seguridad en el lugar de trabajo.

La Industria 4.0, que engloba el IIoT y la fabricación inteligente, reúne la producción y las operaciones con la tecnología digital inteligente, el aprendizaje automático y el big data. Aunque todas las empresas y organizaciones que operan hoy en día son diferentes, todas se enfrentan a un reto común: la necesidad de estar conectadas y de acceder a información en tiempo real sobre los procesos, los socios, los productos y las personas. ¿Está su empresa preparada para el IIoT? Siga leyendo para averiguarlo.

¿Qué hace que una empresa esté preparada para el IIoT?

La Asociación de Tecnologías de Embalaje y Procesamiento creó un whitepaper sobre la preparación para el IoT industrial, en el que se revisan los estándares necesarios para implementar el IIoT en sus procesos de fabricación con éxito.

Habilidades y colaboración

¿Está su equipo preparado para implementar el IoT en sus operaciones? ¿Están dispuestos a aprender algo nuevo y a confiar en los conocimientos que proporcionan las soluciones de IoT?

Los fabricantes están en transición entre las tecnologías antiguas y las nuevas, y muchos técnicos se están preparando para la jubilación y no están dispuestos a cambiar sus costumbres. Por ello, es importante que todo el mundo sea comprensivo y que se confíe en la dirección. Este gran cambio puede ser inquietante para muchos, pero proporciona una oportunidad para aprender y crecer, no sólo para la empresa, sino para los propios técnicos.

Ciberseguridad sólida

El 12% de las empresas no tiene ninguna solución para protegerse de los riesgos de ciberseguridad. Una de las mejores formas de evitar las brechas de ciberseguridad, como los ataques de malware, es la actualización periódica de los sistemas y del software. Otras adopciones son los protocolos avanzados de encriptación para la transmisión de datos a la nube, y el uso de redes inalámbricas independientes para garantizar que no haya una vía de retorno para el malware.

Receptividad para introducir cambios organizacionales

Las empresas deben estar dispuestas a ajustar su funcionamiento para implantar una nueva tecnología y un nuevo modelo de negocio.

Sabemos que pasar de tener muchos analistas in situ a sólo unos pocos trabajando a distancia significa cambiar los flujos de trabajo y las prácticas. Es importante entender que el éxito depende de la adopción generalizada de nuevas prácticas. Puede conseguir el apoyo de su equipo estableciendo claramente las expectativas desde el principio, exponiendo el propósito y los beneficios de invertir en la tecnología de la Industria 4.0 y siendo abierto y transparente con su equipo durante todo el proceso de implementación.

Afortunadamente el IIoT es más accesible que nunca

Se sabe que los fabricantes se quedan atrás en la implementación de nuevas tecnologías, pero el interés por el IIoT está creciendo y es muy beneficioso para las empresas que lo implementan. El IIoT proporciona a sus usuarios una ventaja competitiva al ayudarles a tomar mejores decisiones empresariales, mejorar los flujos de trabajo y garantizar la seguridad en el lugar de trabajo.

La reticencia es comprensible, aunque retenga a las empresas de los beneficios potenciales. Según un estudio realizado por Hitachi, el 32% de las empresas encuestadas no pudieron presentar un retorno de la inversión convincente para la integración de el IoT, otro 32% tuvo problemas para mantener la seguridad de las posibles soluciones, el 31% tuvo problemas con la cooperación entre departamentos, y el 30% no pudo procesar la afluencia de datos de forma eficaz.

El IIoT es complejo. Sin embargo, ahora hay nuevas soluciones que simplifican el IIoT, lo que permite que se implemente en operaciones de todo tamaño. Gracias a las nuevas tecnologías de nube, orquestación de datos y otras, así como a las innovadoras integraciones de estas tecnologías con los servicios inalámbricos, estas nuevas soluciones permiten a las empresas de manufactura converger rápida y fácilmente sus sistemas tecnológicos operativos con sus sistemas informáticos.

El trabajo merece la pena

Es probable que las soluciones de IoT se conviertan en una norma en las empresas, lo que hará que la integración deje de ser una decisión tecnológica y se convierta en una necesidad para mantenerse al día con la competencia. La integración de la tecnología IoT puede y debe ser una prioridad aunque parezca imperfecta o porque los líderes de la empresa requieran superar los obstáculos logísticos. La recompensa potencial es demasiado alta.

Y al utilizar estas aplicaciones de IIoT para automatizar procesos manuales y propensos a errores, generar conocimientos que mejoren su toma de decisiones y ofrecer nuevos servicios a sus clientes, estas empresas transformarán sus negocios, así como la economía mundial.

La Industria 4.0 no consiste solo en invertir en nuevas tecnologías y herramientas para mejorar la eficiencia de la fabricación, sino en revolucionar el funcionamiento y el crecimiento de toda la empresa.